Descubriendo la ciudad.

|3 comentarios
Imagen - hembra de Anas platyrhynchos- autora: Luchy Polo
acuarela s/papel

Dicen que “no hay mal que por bien no venga”. Aunque la frase para mi gusto es algo anticuada y con cierto poso negativo, prefiero decir que todo depende de la perspectiva desde que se analice un hecho; lo que en principio es una cuestión negativa puede convertirse en una oportunidad para avanzar y afrontar nuevos retos y situaciones.

El caso es que un día necesitaba salir del entorno laboral porque literalmente tenía oprimido el corazón, así que, antes de comer, me puse a caminar y caminar por lugares por donde normalmente no lo hago y decidí seguir la rivera del río Barbaña, que cruza parte de la ciudad de Ourense y que desemboca como es lógico en el Miño. Lo del río es un decir, porque comparado con el Miño parece un riachuelo o una acequia. Este curso de agua ha sido objeto de distintas actuaciones para mejorar su dignidad, ya que se convierte fácilmente en vertedero para el regocijo de gaviotas y desagrado de vecinos. Su situación en estos momentos es de encajonamiento por la ciudad y se ha creado un paseo para que sea más amable su presencia y lo puedan utilizar los ciudadanos.

Pues bien, los ourensanos no sé si lo utilizan mucho, pero lo que sí constaté es que parece un entorno aceptable para algunas especies aladas.

En el corto paseo, que inicié un poco zombi, primero se cruzó una hembra de ánade real (Anas platyrhynchos L. 1758), de la que hemos hablado anteriormente, secándose al sol y reposando en medio de la jornada. En seguida mis ojos se pusieron en disposición de prismáticos, o sea, que mi cerebro se puso en alerta y dejé de ver las ventanas de las casas y a los viandantes y sólo veía las riveras del río con esa actitud que se me pone de sabueso husmeando cuando busco fósiles, cualquier cosa por el campo o entre las rocas en el mar. Lo más evidente fueron los ánades reales que en grupos se dejaban llevar por la rápida corriente, para luego en un punto determinado volver a remontar, ¡vamos como un parque acuático!

Lavanderas (Motacilla alba, L. 1758) revoloteando y balanceando su cola de forma enérgica. Y por fin muy bien camuflado una polla de agua (Gallinula chloropus, L. 1758). No es que sea excepcional, sin embargo al tratarse de un río en la ciudad siempre te sorprende agradablemente encontrarte a estos animales.

Eché de menos los prismáticos y la cámara de fotos aunque me llevé las imágenes en mi retina y por supuesto, que los problemas se relativizaron, evidentemente al relajarme y prestar atención a otras cuestiones, me fluyeron las ideas para mejorar la situación que me preocupaba.

El vive en la piña debajo del mar....

|4 comentarios
Imagen -María- autora: Luchy Polo
apunte lapicero y bolígrafo s /papel


Al igual que el arte sirve para expresar ideas, pensamientos y sobre todo emociones, la Naturaleza y los elementos que la integran han servido en muchas ocasiones de actores para difundir esas ideas, adoctrinar, ejemplarizar, enseñar…….. Seguro que todos recordáis las fábulas de Esopo o las de Samaniego, en las que en boca de animales como perros, gatos, cuervos, burros, búhos ponían metáforas, refranes y chascarrillos para ilustrar al respetable.

No es que hayamos cambiado mucho, quizás los valores, y el lenguaje están renovados……… ejem!,………..también los animales. Ahora contamos con un elenco de especies como la esponja perteneciente al filum Porífera o al calamar representante de los cefalópodos y cómo no también a la estrella de mar, representante de los equinodermos. Está claro que a lo que realmente me estoy refiriendo es a Bob Esponja, Calamardo y al poco avispado Patricio. Hablo de ellos porque tengo la sensación que, pongas la cadena de televisión que pongas, a cualquier hora del día, aparece Bob Esponja. Sé que sólo es una sensación, y que probablemente no se ajuste a la realidad, sin embargo así lo percibo y en estos momentos soy incapaz de argumentar si son ejemplarizantes para los chavales.

Actualidad aparte, hoy quiero compartir una pequeña pieza muy personal, en la que una abuela expresa con toda la calidad humana y artística posible, su amor por el mundo natural, creativo y tradicional, y se lo dedica a unos integrantes excepcionales de ese mundo natural, sus nietos, los nacidos cuando ella lo creó y los que nacerían después.

Cuento de la abuelita:
En el país de Percia todas las ranas percianas estaban de fiesta con motivo que a la Reina le había traído la cigüeña una ranita muy mona. El Rey estaba muy contento y dispuso que el día del bautizo, todas las ranas y ranos viniesen a palacio a celebrar tan gran acontecimiento. Habría baile en los salones de Palacio, que viniesen todas las mozas con trajes regionales. Así que todas las ranas, estaban muy atareadas haciéndose sus trajes, se hicieron unas gorritas con pétalos de rosas y unos collares de corales y caracolas y estaban muy guapas esperando que se reuniesen los caballeros, ellas estaban muy presumidas con sus trajes tan bonitos y decían, ¡que sorpresa se van a llevar los varones cuando nos vean!; pero ¡ay! la sorpresa se la llevaron ellas, pues los varones se habían hecho unos trajes maravillosos, el pantalón era de un color verde mar, hechos con hojas de los magnolios y las guerreras de pétalos de rosas muy encarnadas, hechura militar, y sus gorras eran una amapola que hacía juego con el color de la guerrera. Cuando llegaron a Palacio se quedaron los palaciegos atónitos de ver tanta elegancia en las familias ranas.
Hubo un gran refresco, música y baile, se oyeron los acordes un gran vals y entonces se oyó una vocecita que dijo ¡ay! este vals lo bailó mi mamá era… era… la barcarola. También hubo canto, un cuarteto cantó esta canción:

Cuando cantan las ranas
bailan los ranos
y tocan los palillos
los gusarapos

También un joven muy apuesto recitó este verso:

A las que están cantando
echarles rosas
porque se lo merecen
por buenas mozas.

Todos se divirtieron mucho y finalmente el Rey dispuso que todos cantasen el himno nacional, y todos cantaron hasta desternillarse.
Rra… rra… rra… rra… rra… gra… gra… gra… gra…

Se lo dedico este cuento, con todo mi cariño, a mis queridos nietos.
María Guindo 10/2/1969



Intentaré ver un capítulo entero de Bob Esponja, lo mismo me engancho y todo, igual que me pasó en su momento con los Teletubbies.

¿Por qué el otoño entristece?

|5 comentarios

Imagen - Caen las hojas - autora: Luchy Polo
acuarela s/papel
Hay personas que dicen que el otoño es triste, gris, lleno de melancolía... Puedo entenderlo, porque suele coincidir con la vuelta a la normalidad después de las vacaciones, días que se acortan y los primeros vientos, fríos y lluvias. Dicho así puede dar pie a esas emociones de tristeza y melancolía.


Sin embargo el otoño realmente es la culminación de muchos ciclos vitales con la maduración de muchos frutos, como la castaña, las calabazas, los membrillos, los boniatos, las nueces, las avellanas… sigo? Muchos mamíferos empiezan sus paradas nupciales, otros tienen sus últimas camadas. ¡Caramba para ser tan triste el otoño, viene lleno de recursos…!


Los bosques se hacen jugosos, se hidratan y expelen un aroma especial que te incita a inspirar sus olores, a pasar la mano por las cortezas llenas de líquenes y musgos en pleno funcionamiento. A llenar la retina de amarillos, verdes, anaranjados, rojos y marrones. A pisar su almohadillado suelo, en donde poco a poco las hojas llenas de la energía acumulada por la insolación de la primavera y el verano, rinden homenaje a ese suelo que las acoge y con el que lentamente se fundirán, realimentándolo, nutriéndolo y preparándolo, para que sea rico en la próxima primavera.

El otoño para mi es libertad. Libertad de movimiento, no hace calor y sin embargo muchos días son tibios y dulces. Es la época en que más pateo el campo, que más salidas hacía de espeleología, que menos preocupaciones tenía (había terminado mi divertido y agotador, trabajo de verano, ya tenía recursos para el invierno y los exámenes aún quedaban lejos), cuando más salía con los amigos. Los humedales empiezan a ser interesantes… y como no… Vienen las grullas… Esas grullas que tantas satisfacciones nos han dado.

Ahora el otoño me trae la estampida sistemática de todos los turistas de verano en Allariz. El paseo de la Alameda y O Arnado y Acearrica a lo largo del río es sólo para mí, para mi disfrute, sus hojas, su humedad, sus colores, las piedras adquieren mayor profundidad y contraste.


Siempre que llega este momento, Clemente y yo nos miramos y nos reímos a carcajadas, recordando un final del verano con la casa llena de invitados, cada uno de su padre y de su madre, en el que las relaciones fueron difíciles, y cómo la meteorología se alió con nosotros como anfitriones y automáticamente las copiosas lluvias hicieron desaparecer hasta al más recalcitrante de los visitantes. Y nosotros sin saber qué pasaba, por qué nuestros desvelos no parecían gustar a nuestros invitados.



Y solos, paseando con Ardea, los dos nos preguntábamos qué había pasado, y de repente miramos a nuestro alrededor y luego nos miramos y dijimos ¡¡SOMOS FELICES!! nos encanta la lluvia, el otoño, el viento, ponernos las botas, la naturaleza , el sitio donde vivimos, nuestra casa eternamente por decorar y hacerla habitable… Siempre que llega esta época lo recordamos y nos entra la risa, esa risa de felicidad y de complicidad.
¡Que vengan muchos otoños... !


Por cierto,… nuestros visitantes volvieron otros años… distintos… de otra forma… habían resuelto sus problemas… Je, je y volvieron a estar muy a gusto, entre nosotros.


¿Os sigue pareciendo triste? No el otoño no es triste.

La Marmita de Poción Mágica

|3 comentarios
Imagen - De trois higoux - autora: Luchy Polo
acuarela s/moleskine


Este verano nos hemos dejado caer por un parque temático en las proximidades de Paris. No, no es Eurodisney, es el Parque Axtérix, menos conocido y donde la temática gira en torno a la aldea gala, que resiste a los campamentos del ejercito romano que la rodean. Entre espléndidos bosques en la zona de Chantilly hemos disfrutado de un entorno natural y a la vez recreativo, muy cuidado, donde hemos interactuado con todos los personajes del comic Axtérix Obélix, Panorámix Idefix, Edadepiedrix….. Y esto me lleva a proponeros la lectura de este artículo:


La Marmita de Poción Mágica


Es cierto que en el desarrollo de las personas con algún tipo de discapacidad suelen existir unas necesidades sanitarias, psicosociales y adaptativas numerosas y, en algunos casos, muy exhaustivas. En el entorno familiar, éste hecho puede convertirse en un pozo infranqueable, un sumidero por donde se pierdan todos los recursos y energías. O bien, por el contrario, ser una fuente de creatividad capaz de diseñar una vida familiar plena y divertida y capaz igualmente de poner en un brete a los profesionales que utilizan los protocolos convencionales, como arma para protegerse de su falta de compromiso e imaginación.
El objetivo principal de las organizaciones para la discapacidad es recuperar esa normalización que es inherente por nacimiento y que socialmente y de forma reiterada se niega a las personas así consideradas, pero sobre todo, apoyar y reforzar a las familias para que sean las que procuren un entorno estable a la vez que diversificado, sincero, constructivo y luchador.
Actualmente, en ciertos colectivos, hay una diferencia muy clara de la situación que presentan los adultos a la de niños y jóvenes frente a su discapacidad. Los primeros han conseguido cierto grado de normalización, a través de las distintas experiencias vividas (muchas veces traumáticas), que les han hecho aprender y adaptarse. Los segundos, sin embargo, consiguen esa normalización a través de la toma de conciencia de su condición, por lo que van a desarrollar su vida con unas herramientas de partida que les facilitará la resolución de las distintas circunstancias que podrán surgir durante el transcurso de la misma.
Esta toma de conciencia es la única poción mágica existente, que emana de la marmita de la familia y de la que beberán los hijos para transitar por todos los caminos que deseen, con su discapacidad y, sobretodo, con sus capacidades.


Publicado el 19 de julio de 2009, en el diario La Región.

¿Y cuando migras tú?

|3 comentarios
Imagen - Cigueños (detalle) - autora: Luchy Polo
acrílico s/papel


En esta época es normal ver bandos de cigüeñas de varios individuos, probablemente con vínculos familiares, en los prados y campos de cultivo.
También a los nidos ya abandonados sus últimos moradores hacen unas breves visitas, como para ver que todo queda en orden, las persianas medio bajadas, el gas desconectado y la llave bien echada. De alguna forma empiezan a reunirse para en poco tiempo empezar la vuelta a sus cuarteles de invierno en el África subsahariana, donde vivrán éste periodo. Hay un lugar especialmente importante de paso, que es toda la franja de Tarifa-Estrecho de Gibraltar donde al final del verano y principio del otoño empezará a haber un buen tráfico alado (que no tendrá necesidad de controladores aéreos), al igual que ocurre un poco más abajo a pie de asfalto con la vuelta de todas las personas de origen africano que viven y trabajan en Europa.

Nosotros los humanos, como siempre, contracorriente del calendario natural. Nuestras migraciones no se rigen por la mayor o menor inclinación de los rayos solares o por la variación de los campos magnéticos de la Tierra o por el momento idóneo para la obtención de alimentos. Más bien dependen del insulso calendario laboral o peor aún, del calendario político.

¡Buen viaje a todos!

Mermelada de mora

|5 comentarios
Imagen -Etiqueta - autora: Luchy Polo
Tinta china s/papel


Finales de agosto, primeros de septiembre. Es otro momento que tengo insertado en el cerebro, cuando maduran las zarzamoras (Rubus fruticosus, L.1753). Perteneciente a la familia de las Rosaceae, se caracteriza por presentar simultáneamente las flores y los frutos, en forma de polidrupa, es decir, el fruto que vemos realmente está formado por varios frutos, unidos al mismo receptáculo, en distintos colores, correspondiente a los distintos estados de maduración verde, rojo y negro-morado. Las flores formadas por cinco sépalos y cinco pétalos se sitúan en las ramas nuevas a forma de ramillete, van del blanco al rosa en sus distintas intensidades.

Me vuelven loca y sacan de mí esa parte incontrolable que no puede parar a pesar de los aguijones a pesar de los arañazos, a pesar de los enjambres de abejas y avispas... bueno, más que a pesar, entrando en una competencia encarnizada. Es algo que mi familia acepta de forma cauta, los arrastro a los caminos a veces polvorientos y me da igual que quieran o no, en esto no soy nada asertiva, es mi momento salvaje, así que de forma resignada recogen los frutos y sujetan los botes o bolsas para que yo vaya echando los míos.

Lo que realmente me gusta, es pensar que disfrutan de ellas la fauna de la zona y viendo los precios que tienen las pequeñas terrinas en ciertos supermercados, pues….como que aprecio aún más que sea silvestre y pueda disponer de ella.

Esa es la parte actual; la parte histórica es la que corresponde a la sierra de Madrid, con el correspondiente vestidito de verano en las colonias de verano (campamento), recogiendo el preciado fruto de forma cómoda ya que mi vestido ese año tenía dos bolsillos en la falda, je, je un diseño muy bueno pesé yo. Llegué con los bolsillos como dos alforjas a la residencia. Lo que no sé es lo que pensó mi madre cuando al final del campamento llegó el vestido lleno de manchurrones morados de las moras que en lógico transporte habían sufrido un aplastamiento y como resultado del mismo habían empezado a destilar su dulce y bien coloreado jugo.


Creo que las manchas nunca pudieron quitarlas y recuerdo la petición de mi madre de utilizar una cesta o una bolsa para la próxima vez, mientras mi padre intentaba camuflar a duras penas, una risa que delataba el recuerdo de una situación similar en su infancia. Siempre que llega esta época me veo saltando de peña en peña por Guadarrama, con mis bolsillos llenos de moras, intentado no caerme para no perder la cosecha de ese día.

En mis correrías durante los estudios, la cosa fue peor porque el tema era ir por las paredes de piedras que delimitan las fincas cercanas al embalse del Vellón haciendo equilibrios, en uno de ellos me enganché en una zarza con tan mala pata que perdí el equilibrio y aunque no caí encima de la zarza si me la llevé en el salto y rasgó uno de mis gemelos…. Tengo una bonitas líneas paralelas blanquecinas que lo recorren a forma de estrías, je, je son las cicatrices de esa afición y siempre que las veo se me cruza esa sonrisa de sorna que dice “sarna con gusto no pica pero mortifica”.

Luego vino la etapa tranquila y programada, en la que el tema pasó a ser industrial, alguien dijo que tenía la receta de la mermelada y allí nos ves a todos los amigotes poniendo pingando la cocina, ya en Ourense, y dejando inutilizables los cacharros de cocina, para hacer unos cuantos botes de mermelada de mora que una vez fríos, a duras penas se podía comer por la dureza que imponían las semillas y su excesiva cocción.

Hoy mismo, en mi paseo matutino con Ardea, he descubierto una nueva zona y catado la primera del año, algo ácida por cierto.

En definitiva, para esta cosecha del 2010 ya tengo preparados los botes con asas y por supuesto, localizadas las mejores zarzas.

Quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa...

|4 comentarios


Imagen - Luanco - autora: Luchy Polo

acuarela s/moleskine


Si es cierto quizás sea por eso o porque cuando estoy sumergida en el mar me hago consciente de la impronta, que tantas generaciones y generaciones de animales han dejado en el proceso evolutivo hasta llegar a mí y tengo la sensación que vuelvo al origen………. al origen de la vida……… al mar.


Si, es como cuando uno vuelve a casa siente esa seguridad de lo conocido. De peque no me hubiese importado tener branquias. Ahora más mayorcita mis baños son más cortos, aunque con esa sensación tan intensa de pertenencia a un medio que aparentemente es hostil para el género humano.



No puedo evitar una vez pasada la primera impresión por el cambio de temperatura, sumergirme lentamente y buceando mirar lo que hay a mi alrededor, tomar conciencia de lo que me rodea e hinchar bien los pulmones (bueno esto es en sentido figurado), después salgo sintiendo como el agua se escurre por mi cara y seguidamente vuelvo a entrar con el característico “golpe de riñón” para impulsarme hasta el fondo.


Son unos minutos que está claro, no puedo disimular, son míos y sólo míos! Y eso lo notan los que me rodean. Luego puedo volver con todos a jugar, a nadar, a husmear por las rocas, a pasear, al chiringuito, a lo que sea…. Pero ese contacto con el mar es vital para mí.


Estar en la superficie muchas veces es inquietante. Me siento más segura cuando mis oídos notan el cambio de presión y tienen que compensarla, los sonidos se ensordecen y la luz que se ve se tamiza a su paso por el medio líquido.


El efecto del agua marina, mas la brisa, mas el tacto de la arena, es el mejor lifting que conozco, ni cremas ni inventos ni nada, mi expresión se transforma se relaja y sale mi Yo. Je, je ¿tengo que vivir en el mar? Pues probablemente.

Hacía mucho tiempo que no dibujaba asuntos marinos. Lo solía hacer durante la carrera, cuando ilustraba los perfiles de la costa, con las distintas líneas donde se sitúan los organismos, apuntes rápidos con un sentido más de ubicación que artístico.

Este que os dejo hoy también es rápido y refleja sobre todo, el color de esas estructuras que por esta época se hacen sitio sobre la arena.

Prácticas de vuelo

|2 comentarios
Imagen - Desplegando alas - autora: Luchy Polo
Aguada de tinta china sepia s/papel


Este año han vuelto a anidar las gaviotas argénteas (Larus argentatus, Pontoppidan, 1763) en la linterna de la iglesia de Santa María Nai en Ourense.

Allá por febrero, entre reunión y reunión de trabajo, presencié una de las cópulas y no puede más que advertir a una compañera que se estaba produciendo un acontecimiento que tendría consecuencias en los futuros meses.

Han nacido dos pollos y en estos momentos ya tienen un tamaño muy considerable. Los de este año se desenvuelven muy bien y saltan al tejado que hay inmediatamente debajo de la cornisa donde está el nido. Sin embargo, al contrario que el año pasado http://animalesreunidos.blogspot.com/2010/02/pero-que-haces-tu-aqui.html, no presentan ninguna dificultad para volver a su sitio. Es más, la inclinación del tejado la utilizan como rampa de despegue y aterrizaje, donde empiezan a realizar sus primeras prácticas de vuelo. Despliegan sus alas y las baten con fuerza repetidamente, luego se preparan y dando un saltito se mantienen en el aire unos segundos aterrizando un poco a plomo en el tejado, siempre bajo la atenta mirada de alguno de los adultos.

¡Qué difícil es dejar “volar” a los pollos!. Hay que observar y procurar no intervenir mucho.

Fresas silvestres

|6 comentarios
Imagen - Fresas silvestres - autora: Luchy Polo
acuarela s/papel


Las fresas silvestres (Fragaria vesca, Coville) son un delicioso, fragante y colorista manjar que podemos disfrutar a pequeñas dosis. Nada tiene que ver con las fresas y fresones que vemos en el mercado. Las silvestres son de un tamaño manifiestamente más reducido.

Sus flores se componen de cinco pétalos blancos y cinco sépalos y aunque le llamamos fruta, la fresa realmente es un engrosamiento del receptáculo floral llamado eterio cuya misión es contener los verdaderos frutos, esas micropepitas llamadas aquenios (frutos secos).

Las que están en el jardín, salieron de forma espontánea. Tengo tendencia a dejar que se desarrollen las hierbas que van apareciendo, esto ha ocasionado que algunos años tengamos preciosos rincones con diminutos pensamientos multicolores o verdaderos matorrales desmadejados. Sé que esta forma de entender el jardín va en contra de cualquier concepto paisajista profesional, ¡pero la curiosidad me puede! y necesito saber qué son esos pequeños brotes que suelen aparecer.

Como todo en el jardín, lo compartimos con animales de otras especies y muchas veces, la fresa más jugosa y en su punto de maduración, tienen la sorpresa por detrás, que demuestra que realmente era un buen ejemplar.

El caso es que estas diminutas fresas están muy ricas, con un puntito ácido. En una de sus visitas, Luigi se llevó varias plántulas que crecieron de forma espectacular en su casa de Madrid.

Un año extremadamente lluvioso hizo desaparecer cualquier vestigio de fresas. Lo que hicimos fue llevarnos dos plántulas de las estupendas matas de mi amigo, con lo cual volvieron a su origen.

Estas, se han desarrollado muy bien y llevan varios años dando frutos. El secreto está en que cuando pasan algunos años se agotan las plantas y hay que plantar nuevos individuos en otros lugares. Eso ya lo controlo ahora, por lo que siempre tengo pequeñas plantitas en espera de ubicarlas en distintos sitios.

Aunque donde esté la sorpresa y belleza de lo inesperado y espontaneo ¡que se quite la escrupulosa planificación!

Efímera belleza

|3 comentarios

Imagen - Amapolas - autora: Luchy Polo
acuarela s/papel
Y parece que siempre queremos conservar la belleza eternamente... y probablemente la esencia misma de ella es precisamente su eventualidad y su tiempo finito. Como el de las amapolas (Papaver rhoeas, L.) grupo de flores que por ser tan sacrificada y breve su vida en color, soportan en sí mismas una gran belleza. Surgen por doquier en las lindes de los caminos asociados a los campos de cultivo de cereales, a veces ya resecos por el calor, con ese rojo anaranjado que resalta de forma escandalosa entre el verde o el pajizo. Son tan normales, que a veces no las vemos, pero ¡ay! cuando reparas en ellas, nos hacen evocar muchas sensaciones, calor, zumbidos, espigas que arañan suavemente las piernas , pan con chocolate, brisa abrasadora, movimientos del cazamariposas...
Y como siempre caes en el error de que si cortas un pequeño ramo durarán todo el paseo campero hasta que llegues a ponerlas en un vaso con agua para dibujarlas. ¡Je!. De nuevo compruebas esa efímera belleza…………….. tan efímera que el dibujo es una “deconstrucción”(ahora que está tan de moda este palabro entre los fogones) de amapolas.
¡La próxima vez me llevo el cuaderno y las acuarelas para dibujarlas “in situ”, como debe ser!

Mandala 5

|2 comentarios
Imagen - Entra - autora: Luchy Polo
acrílico s/lienzo


El círculo se ha considerado el símbolo del cosmos y de la eternidad, por lo que los mandalas reflejan el orden de la naturaleza.

Cuando el género humano empezó a pintar y a componer los primeros mandalas, se inspiró de forma intuitiva en los ejemplos que ofrece el entono natural. En el agua se forman círculos que van aumentando cuando tiramos una piedra, salta una rana o boquea un pez. Las margaritas, cuando están en plena floración llevan una corona blanca alrededor de un centro amarillo. El nido de pájaro suele ser redondo, la telaraña tiende al círculo, el iris del ojo, el agua en su forma cristalizada de los copos de nieve se ordena en torno al círculo.

Por este motivo, incluyo los comentarios de los mandalas. Entroncan perfectamente con la percepción interna que tengo del entorno natural, independientemente del aspecto científico, al cual no renuncio.

Esta forma circular es un símbolo llamado arquetipo, es decir, una imagen que está arraigada en el subconsciente colectivo de todos nosotros, la Humanidad, sirve de modelo al entendimiento y rige el orden interior de la naturaleza.
El crecimiento y el desarrollo de un ser vivo en la Tierra transcurre en ciclos. El círculo que forman las estaciones del año con la primavera, el verano, el otoño y el invierno es un reflejo de cómo se origina la vida. En términos generales y sin entrar en detalles, en primavera germina la semilla y florece, en verano fructifica, en otoño madura y cae, en invierno reposa la vida latente para resurgir en la siguiente estación de nuevo.

Como si hubiésemos inventado la rueda (también redonda por cierto), en los sistemas de gestión empresarial y para asegurarse la mejora continua se trabaja con el ciclo de Deming planificar – desarrollar – controlar – ejecutar (Plan/do/check/act) y vuelta a empezar.

La comprensión del círculo eterno de la vida presupone una relación muy especial con la naturaleza, respeto y consideración con todos los seres, y, sobre todo, permite reconocer que todos los seres vivos, formamos parte de una unidad.


Históricamente el género humano ha inventado sistemas con validez universal, que pueden aplicarse a la vida en la Tierra y que pretenden ser una ayuda para que la propia individualidad encuentre la armonía con los acontecimientos naturales. El sentirse uno con el todo, exige la transmisión del estado espiritual personal a la totalidad cósmica. Esto ayuda a entender muchos procesos que son dolorosos y que no conseguimos entender con las leyes, normas, cultura o tradición que desde el origen de los tiempos se han implantado, unas veces de forma consensuada y otras no.

¡Que le corten la cabeza!

|5 comentarios

Imagen - Flamenco - autora: Luchy Polo
carboncillo y lápiz de color s/papel
En la historia de Alicia en el País de las Maravillas, la Reina de Corazones jugaba al croquet, y para ello utilizaba como palo a los inefables flamencos. Es posible que su peculiar pico colocado al revés, como si fuese una broma del diseñador que nos hubiese querido regalar la visión de un objeto imposible, inspirase a Lewis Carroll para imaginar que ese pico era perfecto para golpear al erizo, que hacía de pelota.

Y aunque nos parezca un objeto imposible, el pico del flamenco (Phoenicopterus ruber roseus, L 1758) es ideal para filtrar el fango y capturar los pequeños crustáceos como la artemia salina y los camarones que son la base de su alimentación y el origen de la gama de rosas que presenta su plumaje.

En estos momentos las lagunas salinas donde nidifican los flamencos en España, como Fuente de Piedra en la provincia de Málaga, están en plena ebullición reproductora. Con todos los pollos desarrollándose, eso sí, habrá que esperar unos meses para que su plumaje encendido sea tan bello como el de los adultos.
Seremos pacientes……………

let’s do it!

|0 comentarios







El esquema del mandala.

Esta estructura empieza y finaliza en un centro rodeado por un círculo desde el que salen todas las formas que podamos observar como rayos, círculos concéntricos, radios, cuadrados, triángulos, que rodean al mismo.

Las formas geométricas que se pueden representar como cuadrados, círculos, líneas rectas, etc., forman una unidad y están conectadas entre sí en torno a este centro.

También pueden aparecer representaciones de objetos naturales como hojas, flores, frutos, animales, figuras humanas, partes del cuerpo etc. Todas ellas igualmente se interrelacionarán en un todo.

Hasta ahora, os he mostrado mandalas realizados de forma muy dirigida para personas concretas o instituciones, estas que os propongo hoy, son distintos ejercicios de concentración, en el que la espontaneidad y el colorido es la tónica general.

Los materiales utilizados son tan sencillos como pinturas de colores escolares, pilot violeta y rotuladores de punta muy fina. Además, suelo hacerlas en un cuaderno para no tenerlas desperdigadas y evito así el peligro de pérdida (bueno si se me pierde el cuaderno entonces lo perderé todo y … a empezar otra vez, je, je).
Muchas veces, finalizado el mandala, este me ha inspirado a modo de boceto para realizar algo más elaborado. Sin embargo he de deciros que para mi gusto, tiene mucha más fuerza expresiva ese mandala inicial, imperfecto, simple, que la obra posteriormente desarrollada.

¡Manos a la obra!

Día Mundial del Medio Ambiente

|4 comentarios


Ayer, 5 de junio, fué el Día Mundial del Medio Ambiente. Establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas y definido como conjunto de componentes físicos, químicos, biológicos y sociales capaces de causar efectos directos o indirectos, en un plazo corto o largo, sobre los seres vivos y las actividades humanas, llevamos nada más y nada menos que 37 ediciones celebradas. El lema para esta edición de 2010 cuya sede es Rwanda es: Muchas especies, un planeta, un futuro.

Y ese día decidimos que Plumilla ya estaba preparado para defenderse sólo, así que abrimos la pajarera. Y ese momento que todos pensamos que iba a ser triste, resultó ser una auténtica algarabía porque Plumilla voló y nos demostró que tenía las alas muy fuertes, se posó en una ventana durante un rato para luego volar hacia los avellanos del vecino. No os podéis imaginar los gritos de alegría de todos los que estábamos apiñados en la terraza, mi hermana Alicia, Jose Miguel, Clemente, Ernesto, Laura y yo, todos nuestros temores se disiparon y conseguimos que para los niños fuese una auténtica fiesta.

Dejamos alguna pista por si volvía, como el bebedero y comida, sin embargo no fue así.

Hasta esta mañana que lo vi posado unos segundos en el cerezo. ¡Uf, que subidón de alegría! Lo seguí y me lo encontré en el jardín del vecino con algo en el pico.

No me imagino mejor forma de celebrar el día mundial del Medio Ambiente que dando la oportunidad a un ser vivo de eso… ¡que VIVA!

Divertidas meriendas filosóficas

|3 comentarios
Imagen -La cereza - autora: Luchy Polo

acuarela s/papel

Los cerezos ya tienen sus hojas muy desarrolladas y las cerezas medrando para luego madurar jugosamente.


Al inicio de la primavera el cerezo (Prunus cerasus, L.) nos ha sorprendido con una explosión floral que hasta ahora nunca había sucedido (ojo! que tampoco esto es el Jerte!).

Considerando que en su mejor año nos dió 12 cerezas ¡no está mal! ¡Le queremos igualmente! Su misión hasta ahora era otra: nos ha proporcionado gratos momentos debajo de su copa en los días calurosos. Tumbados boca arriba con el cachorro encima, hemos mirado sus ramas y esquivado entre sus hojas los rayos de sol que querían achicharrarnos y también ha proporcionado buenos ratos de entretenimiento intentando contar sus hojas y tocarlas, nos hemos dejado acariciar por las bailarinas sombras de la brisa.
Fue testigo de la primera vez que vimos saltar a Ernesto dentro de la tripa, tal como lo hace ahora en la cama a modo de colchoneta elástica.

Divertidas meriendas infantiles con Luigi y Jose e incluso eruditas conversaciones filosóficas en los cumpleaños…… ¡Ay no! ……. ¡Que es al contrario!

Este año esperamos una buena cosecha, ya se ven bolitas verdes en un número considerable, aunque sé que……no estamos solos, y como nosotros, otra gente con plumas espera el preciado fruto.

¡Será un buen espectáculo! ¡Seguro que hay para todos!

Tres, eran tres...

|4 comentarios

Imagen - Cigüeños - autora: Luchy Polo
acrílico s/papel

Pues no son ni uno ni dos los pollos de la cigüeña (Ciconia ciconia L. 1758). ¡TRES, nada menos que TRES! No es algo extraño que sean tres los huevos fecundados y puestos. Otra cosa es que los puedan sacar adelante a todos.

¡Muchos viajes yendo y viniendo con ranas, crustáceos, ratillas, lombrices etc.…! el triple de esfuerzo para mantener limpio el nido.

Lo mejor de todo es la red que entorno al nido estamos creando los vecinos. Nos comentamos sus andanzas, corroboramos datos,……… Pues las he visto hoy en el prado de no sé quien………. A sí? Estarían buscando comida. ……… Que mira cómo pasan por encima de las casas de no sé donde………….. Que si se ven tres cabecitas………. Que si uno de los adultos ya no cabe y tiene que estar en otro sitio…………. Que si se juntan con las que están en Xinzo (otro pueblo) y pasan el día juntas…………..
¡Ya sabéis que en los entornos reducidos nunca faltan los cotilleos!

Sólo necesitamos que alguien con un poco de habilidad realice una foto que merezca la pena y muestre la evidencia de los tres pollos.

Plumilla

|2 comentarios






Os presento a Plumilla. Es un pollo de mirlo (Turdus merula, L. 1758) que, como suele ocurrir, se tiró del nido en plan camicace para completar su desarrollo escondido en los matorrales, esperando la comida de sus papis. Sin embargo Plumilla se despistó y en lugar de buscar un matorral se metió en el edificio donde trabajo.
Al parecer nadie se dio cuenta hasta que yo le oí piar ¡como para no oírlo! Debía llevar más de un día porque de madrugada saltó la alarma del edificio al detectar su presencia (caramba que sensibilidad!)

El caso es que como era de esperar…… aumentó la manada con él.

No sabe alimentarse solo, por lo que le damos la comida con pinzas y en cuanto ve la pinza abre una boca……… que casi da miedo!!

Le dejo suelto por la casa para ver como se defiende y la verdad es que es muy fuerte, realiza vuelos cortos aún muy pesados.

Come muchas cosas, como una papilla de pan, leche y yema de huevo, fruta..., pero lo que realmente le vuelve loco son las lombrices de tierra y los caracoles.

Antes hacía un control biológico de los caracoles en el jardín, o sea, los recogía uno a uno y luego los llevaba al campo. Ahora el jardín se ha convertido en una despensa viva.

Uf! Pobres padres mirlos echarán de menos a su pollo… Aunque por otro lado, se han quitado un peso de encima, dos o tres pollos comiendo como este………….aniquilan cualquier presupuesto familiar!

Mandala 3

|6 comentarios
Imagen: -En tus manos - autora: Luchy Polo
acuarela s/papel


Los mandalas ejercen su efecto mediante la meditación. Podemos aprender este método de auto concienciación mirándolos con calma y dejando que actúen, jugando visualmente con sus formas y colores, dejando que nuestros ojos se deslicen por las líneas con sus formas rectas, sinuosas, sus volúmenes, como si las siguiésemos tocándolas con un dedo.
Podemos llenar la retina con cada uno de los colores, el verde, el rojo, el malva, el azul, el ocre,... Incluso pensar que respiramos, nos rodean o flotamos en cada uno de esos colores, el que nos apetezca…


Este método ayuda a concentrarse y a encauzar los procesos interiores.

La ruta de las fuentes

|2 comentarios

Imagen - Anas - autora: Luchy Polo
acuarela s/papel

Desde hace un tiempo una pareja de patos, ánade real (Anas platyrhynchos, L. 1758) transita por las fuentes del centro de la ciudad, han dejado el entorno acuático natural y se han especializado en las masas de agua controladas que existen en las fuentes urbanas.

Nadan plácidamente en la que está situada en la Plaza del Obispo Cesáreo, en la de la Plaza de las Mercedes y en la fuente de la Plaza del Hierro. Para quien no conozca Ourense (cuestión que deberíais resolver en el menor tiempo posible), estas fuentes no tienen una gran capacidad de agua, pero su valor histórico-artístico es evidente, y los patos vuelan en pareja de una a otra según su antojo.
Es una pareja tranquila, por lo que se ve, no necesitan las aguas rápidas del Miño, ni parecen querer compartir el espacio con el resto de ánades habilitado para ellos en el Jardín Botánico del Posío o en el Parque del Barbaña.

Según me ha comentado algún profesional del taxi, cuya parada se encuentra en esa plaza, se hacen amigos de ellos y los taxistas se divierten viendo las andanzas de esta parejita mientras esperan a los posibles clientes. Les proporcionan alguna galleta o pan que los ánades comen con fruición, esto, junto con la que disponen los comederos en los parques y lo que obtienen del constante picoteo en los jardines de pequeños anélidos y caracoles completan su alimentación.

No son tan esquivos como suelen ser los individuos de ésta especie, y la hembra, sobre todo (que es un pelín más atrevida), se acerca y con la característica inclinación de cabeza que hacen las aves para mirarte, clava sus ojillos en ti esperando que le proporciones alguna golosina como pago a la observación de tan simpática belleza.

De nuevo la ciudad, nos descubre singulares habitantes.

La primavera

|0 comentarios
Imagen -Lilo- autora: Luchy Polo
acuarela s/papel



Dicen que la primera infancia marca de forma indeleble al individuo. En lo que soy consciente me siento afortunada. Aún siendo “del foro”, no tengo la sensación de haber habitado en una urbe agobiante, ensordecedora e impersonal.

Rodeada de importantes pulmones verdes tuve la ocasión de disponer de enormes zonas de juego donde correr, tirar piedras, deslizarme por montañas de tierra, embadurnarme de barro, hacerme heridas en las rodillas, sentir el olor de la tierra mojada, perderme entre pinares y pasear plácidamente por jardines históricos con rincones románticos y misteriosos, en donde podías descubrir especies botánicas ejemplares. Y en las noches de los largos veranos madrileños oír los nada melodiosos cantos de los pavos reales (Pavo cristatus, L. 1758). No creáis que estoy hablando de un entorno rural, no: en la misma M30, en lo que es una terraza del río manzanares a 10 minutos del pleno centro en el barrio de Salamanca.

Pero sin duda la sensación que no puedo olvidar y que casi la revivo cada año en mi memoria, es la primavera. ¿Sabéis ese momento en el que sientes en tu interior que ya ha llegado? No lo he vuelto a vivir en ningún sitio, sólo en Madrid.

La primavera en Madrid es tan bella y luminosa como efímera (propio del clima continental). El poder disfrutar esa sensación es algo único, sensación que entra por los oídos, por la nariz y por los poros de la piel.

Porque la primavera en Madrid llega cuando eres consciente de la algarabía desenfrenada de los vencejos en tropel, que gritan que ya están aquí! que ya han llegado! y con sus piruetas casi suicidas por el aire, mezclada con el frescor de los jardines bien regados, sintiendo que reviven y se hidratan por la mañana muy, muy temprano y el olor dulzón de las lilas (Syringa vulgaris) impregnando tu pituitaria anunciando que hoy ya será un día caluroso y ese rubor en las mejillas que te turba y que te anuncia que en breve empezarás con la rinitis a estornudar.


Esa es mi primavera, la castiza, la madrileña.

¿Cuáles son vuestras primaveras?

Día Mundial de la Tierra

|2 comentarios

Imagen -Corazón verde- autora: Luchy Polo
lápiz de color s/papel
Hoy 22 de abril es el día Mundial de la Tierra y sólo para reflexionar sobre nuestra relación con ella os propongo la letra de esta canción y la imagen de este corazón verde.

Moving, all the people moving, one move for just one dream
We see moving, all the people moving, one move for just one dream

Tiempos de pequeños movimientos...movimientos en reacción
Una gota junto a otra hace oleajes, luego mares...océanos
Nunca una ley fue tan simple y clara: acción, reacción, repercusión
Murmullos se unen forman gritos, juntos somos evolución

Moving, all the people moving, one move for just one dream
We see moving, all the people moving, one move for just one dream

Escucha la llamada de "Mama Tierra", cuna de la creación
Su palabra es nuestra palabra, su "quejío" nuestra voz
Si en lo pequeño está la fuerza, si hacia lo simple anda la destreza
Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber

Moving, all the people moving, one move for just one dream
We see moving, all the people moving, one move for just one dream...

Moving - Macaco

Esperando

|0 comentarios

Imagen -Ciconia- autora: Luchy Polo
tinta s/papel


Y lleva ya unas semanas empollando la cigüeña (Ciconia ciconia) seguramente dos huevos. Primero pone uno y con alguna diferencia de hasta una semana pone el segundo.

Esta especie tiene un periodo de incubación de aproximadamente 34 días. Esto significa que en torno a la segunda o tercera semana de abril comenzarán a nacer los cigüeños de este año, siempre que vaya todo bien.


Aunque estamos ya en primavera, estos animales soportan temperaturas muy bajas aún en esta época y precipitaciones muy copiosas. Es muy importante que el nido esté muy bien diseñado y construido de forma que, además de soportar el peso y volumen de sus habitantes, sea capaz de drenar el agua de lluvia, evitando posibles encharcamientos que malogren la puesta o a los pollos nacidos.


¡Menos mal que diseño y construcción recaen en el mismo individuo!, coordinar a varias cuadrillas de obreros para que la obra esté en tiempo y forma, siempre es una tarea muy ardua ¿Verdad?

Perritos y gatitos

|4 comentarios

Imagen - La meditación de Grus - autora: Luchy Polo
técnica mixta s/papel

Cuando decía que estaba estudiando C.C. Biológicas el interlocutor/a me miraba con condescendencia e inclinando la cabeza hacia un lado, esbozaba una tierna sonrisa y decía “Oooooh, que bonito…….. entonces …¿te gustarán mucho los perritos y gatitos?


Ummm… ¡qué bien! todos caían en la trampa y yo llena de regocijo empezaba mi argumentación que tenía dos versiones:


a) Si la persona parecía lógica y apuntaba algo de materia gris detrás de su pregunta, le explicaba que no, que realmente nunca había tenido un contacto con esos animales muy directo, y que mi llegada a esta carrera fue por un cúmulo de hechos que tuvieron lugar; como que una profesora en primero de BUP (o sea en el Pleistoceno) nos encargó un trabajo sobre algún animal, que yo como era adicta a Jaques Cousteau elegí a los tiburones y que movilicé a media España para tener documentación de libros a los que no tenía acceso, que ésa misión la llevó a cabo mi tío Manolo, del que tanto he aprendido siempre, con tan buen resultado que tuve material para hacer y exponer un magnífico trabajo. (Perdón, se me olvidaba!!! Es difícil entender pero …… es que aunque no hace tanto, en esa época la palabra internet ……… simplemente no existía). Y por la observación de un saltamontes que cazó una compañera de un carpetazo (por cierto que no se si cayó por el golpe, o por la visión de las fotos de los ídolos juveniles de aquella época que llenaban la carpeta), cuando cruzábamos el Parque de la Fuente del Berro para ir al cole. El saltamontes nos parecía una máquina perfecta y me enteré que había gente que estudiaba a los insectos. Entonces me miraban ya serios y balanceando la cabeza para adelante y para atrás decían ¡ummm, que interesante! Bién. Les había metido la inquietud en el cuerpo e intuían ya que un biólogo no es sólo una persona al que le gustan los “animalitos y las florecillas del campo” (que también ¿¡eh!?………).


b) Si por el contrario el/la interlocutora era, a mi modo de entender, una mala persona, entonces me empleaba a fondo y les decía que no sabía de que me hablaban, que yo no era veterinaria y que lo que realmente “me ponía” eran las contorsiones de unos anélidos, los llamados Poliquetos y más en concreto los arenícolas, cuando entre el fango los cogía con mucho cuidado para que no se escapasen y partiesen para luego dibujarlos mil veces bajo una lupa, y algunas veces diseccionarlos. Y cuando de un hígado en putrefacción recogía las bonitas larvas de la Calliphora vomitoria, L. 1758 alias “moscardón negro”, para estudiar todo su ciclo biológico en los cadáveres ……. Por cierto os explico cómo va eso?... no je, je es broma, y que para entender el biosistema de una cueva me metía en las mismas, pasándome horas colgada de un arnés que machacaba literalmente mis caderas femeninas y a veces mojada hasta el cuello durante horas y horas con una temperatura no superior a …. Para ver una montañita de guano de murciélago………… o una pared nacarada por las poblaciones bacterianas…


Entonces, la sonrisa de sorna se iba transformando paulatinamente en una mueca entre el asco, estupor y la certeza de haber metido la pata hasta el fondo, al mismo ritmo que en mi cara aparecía una sonrisa de oreja a oreja. Je, je uno menos, esa persona ya estaba neutralizada je, je.


De todas formas sí me gustan los perritos y los gatitos, aunque mi visión es dual: por un lado los veo como mis compañeros y por otro los veo como animales con todas sus connotaciones. Os pongo dos ejemplos:
Grus, otra de las integrantes de la manada, es una gata (Félix silvestris catus, Schreber 1775) prima hermana del león (Panthera leo, L. 1758); las dos especies pertenecen a la familia Felidae. Sé que si no fuera por el tamaño que nos separa, “mi linda gatita” me vería como comida y no como una compañera de vida y juegos que le proporciona todo el bienestar que puede. Y eso es así…… Me lo ha hecho saber alguna que otra vez………

Ardea es una perra (Canis lupus familiaris, L. 1758) de la raza Golden Retriver, o sea, una alfombra calentita y tierna siempre dispuesta a jugar, que no da un ruido y que ha aguantado los tirones de orejas y de rabo de su amigo Ernesto con resignación y cariño perruno. Pero ¡ay!, pesa casi 30 kilos y, aunque ya sé que no es lo mismo, seguro que no se diferencia muchísimo su aparato bucal del de su primo Canis lupus, L. 1758 o sea, el lobo.


Son seres vivos y hay que entender su comportamiento,… por mucho que queramos humanizarlos… ellos tienen afortunadamente, códigos genéticos distintos, y eso no hay que olvidarlo…. por respeto a ellos y a nosotros mismos.


El poner al lado del nombre común el nombre científico, es un acto consciente, ya que este último nos da muchos datos del parentesco entre especies y es el método más universal para identificarlos, puede parecer un poco pesado pero al final uno se acostumbra.

¡Me pareció ver un lindo gatito!
- Piolín -

Día forestal mundial

|6 comentarios
Imagen - Árbol onírico - autora: Luchy Polo
tinta s/papel


... Y llegó la primavera. Desde 1971, el 21 de marzo se considera como el día forestal mundial. Aunque se celebra en todo el planeta, hay que recordar que para los que vivimos en el hemisferio norte hoy ha sido el primer día de primavera completo, y para los habitantes del hemisferio sur ha sido su primer día completo de otoño.


Se manejan datos globales de millones de hectáreas perdidas de bosques o miles de árboles repoblados……… quizás estos datos nos abruman por su magnitud.


Hoy me quedo con una propuesta de Joaquín Araujo para este día: en muchos lugares es costumbre plantar un árbol para celebrar el nacimiento de un niño, plantemos también para homenajear a las personas que nos dejan, tantos árboles como años han vivido.


Probablemente sea lo más coherente con su memoria, con el planeta, y con el medio ambiente.

Flor de invierno

|4 comentarios
Imagen -Cyclamen persicum- autora: Luchy Polo
lapiceros de colores s/papel




Hoy quiero llamaros la atención sobre una especie botánica que pertenece a la familia de las primulaceae y que adornan los jardines y balcones en una época aparentemente poco propicia para la floración como es el invierno. Es el Cyclamen persicum L.

Sus características principales son que tienen cinco pétalos y cinco sépalos (como las flores que espontáneamente dibujamos con los trazos sencillos de un niño), sin embargo aunque aparentemente los cinco pétalos están separados, realmente están soldados, eso sí, en su base al igual que los sépalos. Los estambres también son cinco, e igualmente están soldados alrededor del pistilo. Las flores se sitúan sobre singulares pedúnculos muy característicos de estas especies.

Otro dato a resaltar es que presentan un sistema radicular en tubérculo, lo que significa que además de ser un buen reservorio de nutrientes, la obtención de nuevos ejemplares puede ser por semillas o por los brotes del propio tubérculo.
Son especies originarias de Asia Menor aunque en las Islas Baleares, si hay una propia, el Cyclamen balearicum W.

El Ayuntamiento (Concello) de Ourense en su noble afán de crear belleza en la ciudad, ha engalanado los balcones de la Plaza Mayor con esta flor, que por ahora, no necesita ser regada por sus vecinos …… imaginaros por qué?

Mandala - 2

|2 comentarios


Imagen - Niños - autora:Luchy Polo
acuarela s/papel


El solo hecho de observar detenidamente un mandala tiene un efecto relajante, aunque ese bienestar puede llegar a ser mucho más intenso si pasamos a la acción y nos decidimos a confeccionarlos nosotros mismos, ya sea copiando plantillas y coloreándolas o diseñándolas nosotros mismos.

Este tipo de actividad permite la utilización de muchos materiales, lapiceros de colores, acuarelas, acrílicos, papeles de colores, semillas…………….todo puede ser válido para lanzarse a la creación.

La relación que establecemos con nuestro círculo entonces, nos hace entrar en un estado de meditación, independientemente de la técnica utilizada.

Hace un tiempo en las Ramblas de Barcelona, pusieron una carpa con una exposición sobre los mandalas que realizaban una comunidad de monjes budistas. Además de la exposición, en directo confeccionaron uno llamado Kalachakra (Rueda del tiempo).

Fue muy interesante ver como aquellas personas de forma minuciosa iban rellenando una gigantesca plantilla dibujada, con distintas arenillas de extrema fineza y múltiples colores. Sin duda un trabajo que exigía una gran concentración.

Para la ubicación de cada color utilizaban dos pequeños conos metálicos, en uno colocaban la arena correspondiente y con el otro realizaban pequeños golpecitos acompasados, de forma muy delicada y suave. Así la arena salía de forma lenta y fluida, colocándose en un lugar determinado del inmenso mandala. Creo recordar que al menos cinco monjes a la vez, rellenaban la figura desde distintos sitios. Aunque el inicio fue el centro.

Esto que para nosotros era un auténtico espectáculo de color, sonido por los rezos y olor por los aromas utilizados, para ellos suponía estar en un estado de meditación ajeno a lo que sucedía alrededor (o por lo menos eso parecía).

No llegué a verla finalizada, tiempo después la vi en este video colgado en la red. Es aún mejor de lo que recuerdo!! http://revver.com/video/524410/mandala-de-kalachakra/

En esta ocasión la imagen corresponde a un mandala realizado para una Organización que trabaja con niños en peligro de exclusión.


Seguirá........

El sentido de la peregrinación

|2 comentarios


Imagen – Pingüino emperador – autora: Luchy Polo
Técnica mixta de tinta china y acuarela s/ papel


Todo en la NATURALEZA es cíclico y por estas fechas el pingüino emperador (Aptenodytes forsteri) comienza su particular peregrinaje de hasta una centena de kilómetros por tierra firme (bueno más bien por hielo firme) para llegar a las zonas de cría, donde se darán cita cientos de estos ejemplares.

Este recorrido no es nuevo y siguen los mismos pasos que durante siglos realizaron sus antecesores. Coincidiendo con el final del verano austral, una vez llegan a las zonas de reproducción buscan pareja, produciéndose la monogamia en la mayoría de las ocasiones.

Os dejo las siluetas de estos pingüinos peregrinos, en este Ano Santo Xacobeo 2010 que, aunque no van a abrazar al Santo, sí van a cumplir con una tarea ineludible para los seres vivos: la perpetuación de la especie.

Ir pensado que hasta dentro de 11 años no tendremos otra ocasión de…………. Xacobeo quiero decir.

Un amarillo dulzón

|0 comentarios


Imagen -Acacia dealbata- autora: Luchy Polo
pastel sobre papel


Llega la época en la que nuestros montes adquieren un aspecto amarillo brillante producido por la excelente floración de las mimosas (Acacia dealbata).

Si nos acercamos a un ejemplar nos sorprende su esponjoso aspecto, producido por las infinitas pequeñas flores que a modo de supernovas parecen estallar.

La ciudad se impregna de un olor dulzón, que se acentúa más en esos días de febrero donde el sol brilla especialmente, ofreciéndonos cálidas horas nonas, aunque sólo sea de forma engañosa e inconstante.

Pero no nos confiemos. Esta especie de nuevo es alógena, procedente de nuestras antípodas, se adapta muy bien y hay que mantenerla a raya pues tiende a ser muy invasiva. Y aunque se utiliza para fijar terrenos degradados, puede llegar a desplazar al matorral autóctono.

La lagartija es el broche de las tapias

|2 comentarios



Imagen -Psammodromus hispanicus - autora: Luchy Polo
acuarela sobre papel




Los largos veranos de la primera infancia. Sentada en el escalón que daba acceso a la puerta de la entrada en la casa de mis abuelos, aún soy capaz de sentir la sensación de frescor que desde ésa piedra subía por mi cuerpo a través del vestidito de verano. Después, apoyada boca abajo cual larga era sobre el escalón, observaba durante un tiempo infinito los movimientos de las lagartijas y como se contorsionaba el rabo de alguna, que ante el peligro se desprendía de él. Después me quedaba absorta viendo una pequeña hormiga que rápidamente se incorporaba a la tenue hilera que de forma ordenada y constante entraba por una rendija casi invisible al ojo humano hacia la casa. ¡Pobres, no sabían lo que les esperaba dentro si estaba mi madre!

No tenía más de 6 años y recuerdo defender ante los niños que eran del pueblo, la seguridad de aquellas lagartijas que a pedradas intentaban darles caza. Me parecían joyas que había que cuidar y proteger porque sus colores eran verdes y sus cuerpos tenían como escamas duras, sus ojos negros miraban de forma insistente y lo mejor……….estaban vivas.

Sin embargo, cuando alguna caía en sus manos y la abrían, he de reconocer que la curiosidad me incitaba a ver sus órganos internos, sus pulmones, su corazón, los intestinos, es esa otra parte de la vida que cuando conoces, te hace apartar todo el miedo ancestral, la vida-muerte en el plano físico es indisoluble.

Probablemente, sin yo saberlo ya apuntaba maneras, y era un avance de lo que en cuarto de carrera fue un plantón al sistema educativo. Me negué en rotundo a sacrificar a una rata de laboratorio para ver su anatomía interna (mi argumento fué que eso ya lo había realizado en primero, en una vivisección en la que había obtenido buena nota, por lo que no veía coherente sacrificar otro animal, salvo que el objetivo fuese otro……. que no lo era). Tuve suerte, no hubo represalias.

El respeto sale del conocimiento. Si nos acercamos, aunque sólo sea un poco, a lo que significa la VIDA en la Tierra, comprenderemos que toda forma viva, por el mero hecho de existir, tiene derecho a la vida.


-. La lagartija es el broche de las tapias.-
Greguerías. Ramón Gómez de la Serna

Mandala

|6 comentarios

Imagen -Laura- autora: Luchy Polo

acuarela sobre papel


Para quien no ha oído nunca esta palabra o no conoce qué se nombra con la misma, se puede decir que es una estructura generalmente circular con una gran carga espiritual y estética, que puede estar formada por figuras geométricas concéntricas con un aparente orden. Sin embargo, también puede ocurrir lo contrario: que aparentemente no tenga orden. Ejemplos de mandalas podemos encontrarlos en muchos aspectos conocidos. Cito algunos: los rosetones de las iglesias y catedrales, el iris del ojo, motivos decorativos de distintas culturas amerindias, orientales, y así un largo etc.

Mi encuentro con los mandalas fue casual. Tenía que hacer un regalo de empresa a unos altos directivos que no conocía, y mi único dato sobre ellos es que eran personas jóvenes, con un estilo de dirección moderna y que les encantaba la alimentación alternativa.

Uf!! Con esos datos pensé que un regalo institucional no tenía sentido. Decidí que un libro siempre es un buen regalo, y que yo misma lo elegiría. Después de ver libros con distintas temáticas, cayó en mis manos uno con imágenes preciosas y una presentación excepcional; me sorprendió tanto que me asesoré con la responsable de la librería. Como no conocía qué eran los mandalas, temí que fuese algo con alto contenido esotérico y no muy adecuado para éstas circunstancias. Sin embargo cuando la librera, muy profesional por cierto, me explicó que pedagogos y docentes los están utilizando para conseguir una mayor concentración de los escolares, me decidí. En cualquier caso, si éste tema no era de su interés, visualmente el libro era excepcional, con mucho colorido imágenes muy bellas y muy buena edición.

¡¡Claro que gustó!! Y mucho. Tanto, que los comentarios realizados por los agasajados me animaron a investigar más.

Empecé a leer sobre el tema, y cuando me “pillé” varias veces coloreando los cuadernos infantiles de mi hijo, inconscientemente, mientras él hacía los deberes, y yo intentaba olvidarme del trabajo en esos momentos, me decidí a utilizar las plantillas de mandalas que existían en el mercado.

Al comenzar a pintar, lo hice conscientemente para aclarar ideas, en momentos muy problemáticos de mi entorno laboral, con mucha sobrecarga y con muchos proyectos en marcha, todos urgentes, todos importantes y todos con máxima prioridad, a pesar de utilizar todas las técnicas de gestión del tiempo, dirección eficaz, asertividad, etc., etc., etc. que ya sabéis.

La experiencia fue muy satisfactoria. Conseguía aclarar mis ideas, estructuraba las situaciones, daba prioridades y eso me permitía trabajar de forma más eficiente. Empecé a coger confianza y el resultado cada vez era más inmediato. Es algo que forma ya parte de mi manera de trabajar.

Lo que realmente conseguí es liberar mi mente de todas las presiones y condicionantes, propios, ajenos, innatos y adquiridos. Y una vez liberada la mente, ésta empezaba a funcionar como una “moto”.

Quizás por ese espíritu creativo, siempre latente, he dado pasos hacia delante. El colorear plantillas me resultaba un poco encorsetado y zas!!! me decidí poner el papel en blanco, las pinturas, los rotuladores o las acuarelas y dejar fluir mi imaginación, reflejar mi estado de ánimo, mis dudas, mis intereses, mi yo.

Me divierte, me relaja, me ayuda, me inspira. Ha reflotado de mi memoria hechos, situaciones y experiencias olvidadas y me ha permitido de igual forma, visualizar situaciones futuras.

La fase en la que estoy es que, lo que en principio era una herramienta más para mi trabajo intelectual, resulta que tiene un valor estético para los demás y ¡¡qué curioso!!: me hacen pedidos. Je, je tengo una lista de espera para realizar mandalas. Poco a poco os iré dejando imágenes de los mismos. Algunos son muy sencillos, son herramientas de trabajo y ejercicios de concentración. Otros son más elaborados, cuando las realizo para otras personas.

Arriba, abajo, arriba……

|0 comentarios



Imagen -Cinclus cinclus - autora: Luchy Polo

lápiz sobre papel




El domingo 14 de febrero, prismáticos en ristre y perra contentísima por el paseo mañanero, merodeé por la rivera del río, nos encontramos con una parejita (claro!! el día de los enamorados!!) de ánade real (Anas platyrhynchos) un macho y una hembra tranquilos por las aguas fresquitas del río Arnoya, otro día hablaré de ellos.


A parte de lo agradable del paseo, pude ver un Mirlo acuático (Cinclus cinclus), nuestro protagonista de hoy, que quiso posarse en una rama casi rozando el agua y nos deleitó con ese movimiento típico de un gimnasta cuando hace sentadillas, arriba, abajo, arriba, abajo.......


¿Qué caracteriza a este paseriforme? Pues, su pecho blanco que destaca del resto del plumaje parduzco algo más rojizo en las proximidades del mismo.


También es visible el párpado blanco, sin embargo, en esta ocasión no pude distinguirlo.
Suelen hacer los nidos muy cerca de los cursos de agua y no acepta cualquier río para alimentarse de insectos. Siempre quiere aguas limpias y mejor de curso alto.

¡Buen indicador para el río Arnoya! Aunque no hay que bajar la guardia, todo cuidado es poco para mantener la idoneidad biológica de los cursos de agua.

Pero que haces tú aquí.........

|1 comentarios

Imagen -Larus argentatus- autora: Luchy Polo

acuarela sobre papel

Al igual que Caco Senante cantaba “…. Pero que haces tú aquí, una gaviota en Madrid………” nos parece extraño observar éstas aves en zonas de interior: siempre las identificamos como la fauna propia de zonas costeras. Sin embargo, éste grupo de aves se adapta muy bien en terrenos no costeros que tengan algún curso fluvial y una buena zona con aporte de alimentos.
En Madrid se las pueden ver tomando el sol en las cercanías del río Manzanares, incluso en los campos de deportes de la Ciudad Universitaria.


En Ourense son muy comunes, siendo la Gaviota argéntea (Larus argentatus) la que más abunda. No tienen ningún remilgo a la hora de convertirse en carroñeras, por lo que se las puede ver merodear cualquier basurero.


En ésta ciudad, y desde hace dos temporadas (que yo sepa) una pareja ha elegido la linterna de la iglesia Santa Maria Nai para plantificar su nido y criar a los polluelos. Al ser una construcción de granito los pollos quedan muy mimetizados por lo que hay que tener muy hecha la vista para estos acontecimientos para poder identificarlos en las primeras etapas.


Afortunadamente tengo un autentico haid desde mi mesa de trabajo, y con sólo mirar a la ventana observo las andanzas de los pollos cuando empiezan andar dando vueltas por la cornisa que ofrece la linterna.


En una ocasión uno de los pollos con algunas semanas perdió el equilibrio y cayó al tejado que está debajo de su zona de nidificación. Durante más de dos horas el pollo luchó con todas sus fuerzas para remontar las tejas. Esto no es fácil cuando la musculatura y equilibrio aún no están desarrollados. El animal batía sus alas para impulsarse, pero se agotaba y caía rendido. Mientras, sus progenitores no paraban de chillar. Uno se colocó delante del pollo en la dirección que debía tomar, de tal forma que en todo momento el pollo lo podía ver y oir. El otro ahuyentaba a todas las gaviotas que hicieron acto de presencia en el lugar para dar buena cuenta del accidentado con un tipo de chillido totalmente distinto.


Aunque los actos de solidaridad abundan en el mundo animal, no siempre es así, y un pollo en peligro puede ser un suculento bocado, proteína muy nutritiva. Incluso para sus propios congéneres.


En esta ocasión el animal pudo volver a la zona de seguridad, completando su desarrollo hasta poder volar. Dentro de poco, será un pollo de segundo año por lo que se le podrá identificar por un resto de su plumaje de joven en el dorso.


Si observamos nuestro alrededor, con otra mirada, podremos ver bellos acontecimientos que resultan invisibles, y sin embargo suceden.