La flora, fuente de colores, sabores y glamour.


Imagen - Camelia roja - autora: Luchy Polo
rotulador sobre papel



Quien me iba a decir que una obra universal leída en la adolescencia y cuyas palabras claves, camelias y marrón glacé, que evocan antiguas heroínas de un glamour romántico y un refinamiento tan parisino, iba a tener una relación tan directa con la ciudad de Ourense.
Si, curiosamente en esta ciudad confluyen esas dos palabras: marrón glacé y camelias.
La importante producción de castaña en Ourense, tan valorada en crudo en el gran mercado de Madrid, da origen a una industria especializada que, mediante un laborioso proceso, transforma esta núcula en uno de los caprichos dulces más refinados que podemos encontrar. Y siempre, en establecimientos de delicias culinarias.
Sin embargo, al probar este bocado puedes experimentar dos reacciones contrapuestas: o lo amas plenamente o lo odias también plenamente. El marrón glacé es así, no admite término medio.
Por otro lado se ha dado la circunstancia que, de forma sistemática, las distintas corporaciones municipales de la ciudad han ido implantando el camelio por toda la ciudad, y como resultado tenemos ejemplares vegetales con pocos problemas de poda y envergaduras muy controlables, cuestiones estas que, supongo, agradecen los responsables de mantenimiento. Además de aportar una singular belleza cromática muy intensa a la par que fugaz y que, en éstos momentos, empieza tímidamente a aparecer despuntando por toda la ciudad.
Sin embargo, curiosamente ni los castaños (Castanea sativa) ni los camelios (Camellia japónica) pertenecen a la flora autóctona en estas latitudes. Este carácter alógeno casi se ha perdido en los orígenes de los tiempos, pues el castaño fue introducido por nuestros antepasados romanos en sus cuitas por la península, y el camelio un poco más tarde, en el sigo XVII. En ambas su adaptación ha sido tan buena, que forman parte del paisaje urbano y agrario del territorio gallego.
Pues bien, disfrutemos de la diversidad cromática de las flores del camelio y apreciemos (siempre que nuestro aparato digestivo lo admita) también, de sabores tan contundentes como los del marrón glacé. Y por supuesto disfrutemos de piezas de literatura imperecederas. La dama de las camelias - Alexandre Dumas (hijo)

6 comentarios:

Rosa dijo...

¡¡Hola!!
He entrado a través del post que ha puesto Inma en su blog... te felicito por los dibujos, son geniales.
Me encantan las flores, y la Naturaleza en general. Si no te importa, me pasaré por aquí a menudo.
Te dejo una flor de las que son más comunes en la zona donde yo vivo (un pueblo de Sevilla, a 17 km de la ciudad, que se llama Bollullos de la Mitación). Éstas no crecen en los campos, pero si vas a un pueblo de por aquí, las ves en todos los portales: cinerarias (senecio cruentus).
Aquí te dejo una mía que abrió ayer:
http://es.tinypic.com/view.php?pic=331om6p&s=6
Saludos.
Rosa.

DESDELDESVAN dijo...

Hola, Yo también he entrado a través del blog de Inma y (sin tu permiso, pero citando el origen y el blog), lo he colgado en el mío: http://desdeldesvan.blogia.com
Si no estás de acuerdo, dímelo y lo retiraré de inmediato.
Gracias y un abrazo.
Mariano Ibeas

animalesreunidos dijo...

Hola Rosa, Uf!! es preciosa, gracias por compartirla y estoy encantada de que visites el blog así me puedes informar de la Naturaleza en tu zona, en la que, por cierto, espero visitar con detenimiento. Un saludo.

animalesreunidos dijo...

Gracias Mariano, me siento muy alagada. He leido la entrada de Prohibidisimo patear a los pingüinos, está genial. Preparo una precisamente hablando de ellos. Yo también te visitaré.

Rosa dijo...

Pues cuando fotografíe algo interesante te paso la foto... a ver si cuando llegue la primavera y se vayan las lluvias doy una vuelta por el pinar, que tengo ganas de verlo.
Ah, yo también tengo un blog, si quieres echarle un vistazo, es: http://todo-a-un-leru.blogia.com

animalesreunidos dijo...

Gracias Rosa, por supuesto que voy a visitar tu blog!!!

Publicar un comentario