Nido vacío.


Imagen: -cigüeñas- autora: Luchy Polo
monotipo s/papel
Ya afrontamos la segunda mitad de enero, y no puedo evitar expresar cierta inquietud, este año más sosegada, que me produce la cercanía de la festividad de San Blas. Realmente no sigo el santoral de forma exhaustiva, sin embargo esta festividad me produce una sensación de ilusión, y más desde que hace  7 años una pareja de cigüeña blanca (Ciconia ciconia) decidió  situar su residencia de verano en la entrada de la villa.

¿Cómo se me pudieron escapar los inicios de la pareja cuando decidieron el lugar, y montaron el nido?... Mi mente estaba tan absorta en temas laborales, que aún pasando todos los días por el sitio, no me percaté de su presencia. También es cierto, que tanto a la ida como a la vuelta siempre pasaba de noche.

Da igual!! El caso es que una vez que se hicieron visibles a mis ojos... no las perdí de vista más.

Es un lujo que una especie de este tipo y en los tiempos que corren, decida formar parte del vecindario. El primer año a pesar de los esfuerzos y aunque tuvieron puesta y empollaron el tiempo estipulado, no fue a buen término la misma. Claro una pareja joven!! A veces ocurren estas cosas en la NATURALEZA.

Lo mejor vino los  años siguientes, en los cuales si sacaron a delante a los pollos, dos cada año y a la postre tal como os informé en su momento en el 2010 y 2011 fueron 3 pollos cada año.

Así que, estoy expectante  por recibir a estos “emigrantes retornados”, en su séptimo año y que como es costumbre, llegarán el 3 de febrero tal como reza el refrán popular “Por San Blas la cigüeña verás y si no la vieres, año de nieves”.

 Os puedo asegurar que uno de los miembros de la pareja siempre es puntual.

 Aquí os esperamos.

2 comentarios:

Sandra Alarcón Rosso dijo...

Qué bello Luchy!!! Me quedé en "aw"!!! Por tu capacidad de observación de los detalles, de las etapas, de los ciclos y por cómo lo compartes!! Gracias, un abrazo!!

Rosa dijo...

¡Hola Luchy!
Tiene que ser realmente bonito observar esas cigüeñas todos los años, una suerte y una historia muy bonita para contar :)
¡¡Saludos!!
Rosa.

Publicar un comentario